Los cómics abren sección de cultura en La mañana

En Latraama Cómics estamos muy orgullosos de que el diario “La Mañana” de Lleida haya dedicado un artículo entero a nuestra tienda on-line. La periodista Anna Mora explica en él nuestro proyecto, tal cuál es. Así que ya sabéis, si queréis saber un poco más sobre nosotros tan sólo tenéis que ampliar la foto.

lamanyana

Anuncios

También se regalan cómics por Sant Jordi

Latraama Cómics:  se siente :) feliz.

Ese podría ser el resumen de la intensa jornada del Día del Libro. Después de días con listas de pedidos, albaranes, etiquetas de precios y excels, el pasado miércoles madrugamos para cargar cajas y mesas en la furgoneta y plantarnos en la Plaza de la Catedral de Lleida.

stand largo

Desde primera hora la calle estuvo animada, sobre todo con colegios y asociaciones que aprovecharon la ocasión y el buen tiempo para pasear por las calles del centro. Las ventas empezaron pronto y la afluencia de compradores fue constante, lo que nos sorprendió respecto al año anterior en que la mañana había sido muy tranquila. La hora de comer nos dio una tregua para poder coger fuerzas y afrontar la tarde con una riada de gente paseando por la calle Mayor, parándose aquí y allá y saludando a éste y el otro, y de paso comprar algún cómic.

stand

Al stand de Latraama Cómics también se acercaron periodistas que cubrían la diada y nos hicieron un par de entrevistas. Una de las entrevistas la grabó La Veu de Lleida, y nos han pasado el link. En el minuto 1:30 se puede ver nuestro stand y nuestras declaraciones. Agradecemos que hayan dejado un rinconcito del reportaje para los cómics y nuestra tienda.

También se acercaron fotógrafos con sus grandes objetivos para retratar el colorido mar de portadas que teníamos.  Y en el diario local La mañana apareció una pequeña nota que, aunque no mencione a Latraama Cómics, seguro hace alusión a nuestra tienda on-line. Aunque sea pequeñita, la reseña nos hace ilusión, pero se podrían haber estirado un poco y haber comentado que también se vendieron cómics en Sant Jordi.

diario

Nos gusta tener nuestra tienda on-line y así poder compaginarla con nuestros otros trabajos, pero está claro que a Latraama Cómics nos encanta salir a la calle. Disfrutamos recomendando los cómics que creemos que gustarán al cliente. Y por eso ya estamos embarcados en lo que para nosotros es una gran aventura, poner un stand en el Saló del Còmic.

rosa

Nos vemos en mayo en Barcelona, o antes por la web.

De primeras: El invierno del dibujante

elinviernodeldibujante_portada_300

EL INVIERNO DEL DIBUJANTE de Paco Roca
Astiberri Ediciones, Bilbao, 2011

Se trata de un buen ejemplo de la capacidad descriptiva del cómic como género literario. No es fácil sumergirse en un determinado momento del pasado y hacerlo en una ciudad en concreto, respetando los rigores de la historia. El autor lo hace; y lo hace más allá de las licencias propias de la ficción. Permite al lector recrear un pasado de hace cincuenta y cinco años en aquella Barcelona de mediados del siglo XX. La ilustración al servicio de tal propósito da en El invierno del dibujante un excelente resultado, que hará las delicias de los amantes del cómic y de la novela histórica.

Jordi H. Rofa

elinviernodeldibujante_paginas_2
bannerparablog-2inv

Las verdades del putero

Una crítica de Pagando por ello me pidió Latraama, que en mi vida me he visto en tal aprieto.

¿Por dónde empiezo? Tal vez por una frase impactante, que sintetice la quintaesencia de esta obra del noveno arte y, de paso, me permita hacer un juego de palabras con el título de la misma. Por ejemplo:

Chester Brown se desnuda, y cobra por ello.

¡Toma, Boyero!

A continuación, procederé a encadenar un par de oraciones que sigan jugando con la cosa del desnudarse:

Un estriptis desnudo de sentimentalismos, que no de sentimiento.

Menos sexi que una radiografía pero igual de preciso.

¿Y de qué va?

De esto:

El adolescente pajillero (valga la redundancia) de El Playboy se ha hecho mayor, ha tenido novias, ha dejado de tenerlas, y ahora se ha convertido en putero. Y a mucha honra.

En resumidas cuentas:

Pagando por ello, sabiamente subtitulado Memorias en cómic de un putero, es la historia de un putero. Y tiene forma de memorias (en cómic). Es decir: se trata de una obra autobiográfica. Y eso está muy bien, porque siempre aparece el típico amigo gracioso que cuando has escrito sobre temas incómodos te pregunta: “¿Es autobiográfico?” Por ello decía que Chester Brown se desnuda, y no sólo físicamente.

Añado:

El autor realiza un ejercicio de sinceridad apabullante que se podría resumir en una sencilla oración compuesta y copulativa: “Soy putero, ¿pasa algo?” O también: “Soy putero porque el mundo me ha hecho así.” Porque Brown no se esconde. Sólo oculta los rostros e identidades de las prostitutas con las que ha mantenido relaciones (me estoy refiriendo a follar).

Y ya, para ir acabando:

Chester Brown nos ofrece una visión desencantada de las relaciones de pareja (me estoy refiriendo a relaciones de pareja) y del amor platónico. De hecho, lo único platónico son los diálogos, que no es poco. Como un Sócrates que debate, rebate y se bate con cuanto discípulo díscolo se le pone por delante.

Y al final el cliente de las putas siempre tiene la razón. Porque el cómic es suyo. Pero, eso sí, defiende sus razones hasta la extenuación (suya y del lector que no se amilane ante un apéndice larguísimo y de caligrafía cansina, pero sumamente interesante). Es el precio que hay que pagar por un cómic redondo.

Alberto Ramos Barranco
Un teatrero que tiene un blog y que ha escrito 1.017 cuentos.